Un restaurante en Buenos Aires transformó su propuesta gastronómica en una invitación a viajar por el mundo a través del paladar. En tiempos difíciles para hacer turismo, los comensales viven la experiencia sensorial de probar platos típicos de otros países y traspasar fronteras sin moverse de casa. Una buena idea que puede inspirar a muchos emprendedores latinoamericanos para viajar hacia el éxito.

El dueño del restaurante Recio, en Buenos Aires, es también guía de viajes internacionales. Cuando llegó la pandemia se le ocurrió una idea que le dio un gran giro a su negocio y que lo tiene vendiendo más que antes: llevar a sus comensales de viaje gastronómico por el mundo, poniendo a su disposición un amplio menú de comidas exóticas del planeta.

A sus 41 años, Patricio Thijssen ha sabido aprovechar el momento. Frente a un panorama complicado para viajar frecuentemente, como lo había hecho durante muchos años y el cierre obligado de los restaurantes, supo conjugar estas dos variables y convertirlas en una oportunidad creativa de negocio a través de sus dos pasiones: los viajes y la gastronomía.  

En tiempos de cuarentena, armó una propuesta gastronómica diferente para Recio, a través de un sistema de viandas y delivery en su zona, con platos típicos de diferentes países. Con esto invitaba a sus clientes habituales a hacer un viaje por el mundo sin salir de casa, animándolos a ser parte de su experimento creativo y a sumergirse en sus sentidos para viajar con el paladar.

De lo habitual a lo exótico

Desde hace un año, Patricio elige cada semana un plato emblema de un país. De las regiones más cercanas hasta los destinos más remotos y exóticos se puede encontrar en su menú y viajar gracias a él. Así, de una carta tradicional para los argentinos, con parrillada incluida, el negocio de Patricio se abrió al mundo y comenzó a trascender las fronteras con platos exóticos y hasta desconocidos, una completa novedad para Buenos Aires. Sus ventas se elevaron incluso más que antes de la pandemia porque además de la calidad de sus platos, Patricio mantiene, como sea, precios solidarios.

Fanático de la comida y los sabores diferentes, logró entusiasmar a sus clientes a vivir la experiencia de explorar nuevos sabores, de atreverse a ir más allá de los platos locales, compartiendo con ellos anécdotas de sus viajes para inspirarlos.

helado artesanal

Poner alas a la oportunidad

Hacía mucho tiempo que no pasaba más de tres meses seguidos en Buenos Aires, pero le tocó… y decidió no quedarse de brazos cruzados viendo naufragar su negocio.

Su experiencia gastronómica como cliente y como guía de expediciones recorriendo más de 130 países, permitió a Patricio a probar la comida de los restaurantes más emblemáticos del mundo, un punto a favor para triunfar en su arriesgada propuesta.

“Sé cuáles son los platos representativos de cada lugar. Pruebo absolutamente todo, no hay nada que no me guste y motivo a la gente a que lo haga”, cuenta.

Patricio define a su restaurante como de barrio y muy popular. Su clientela, en su mayoría de clase media que no solían viajar mucho al exterior, fue la inspiración para sacar partido a la oportunidad de la cuarentena y sobrevivir a ella exitosamente, dándoles alas para viajar sin salir de casa.

“Para llegar a más gente iniciamos este desafío de viandas internacionales para darle la posibilidad a la gente, que no podía salir de su casa, viajar y hacer turismo gastronómico. La gente se enganchó con la propuesta y es un éxito”. Además, cada plato se adapta al paladar argentino.

Uno de los desafíos ha sido conseguir los ingredientes que tienen que ser locales, porque si son importados encarecería el precio del plato. Si no consiguen algo, se las ingenian reemplazándolo con algo parecido que no altere significativamente la receta.

Así, reemplazan un pescado por otro similar o alguna fruta exótica por otra. Con las especias y picantes de platos mexicanos o de la India, por ejemplo, los sirven aparte para que cada quien se anime a probarlos, si quiere.

helados artesanales

Respeto por las costumbres locales

Las carnes no comestibles para la cultura argentina, como carne de ballena, habitual en los países escandinavos, no se incluyen en el menú porque va en contra de sus principios.

“El plato típico de Islandia es aleta de tiburón fermentada bajo tierra, eso nunca lo haríamos. Tratamos de educar, de alguna manera, el paladar de los clientes con nuevos sabores, que se animen a probar otras cosas, pero siempre respetando nuestros gustos y estilo”, recalca.

Patricio reconoce que les cuesta mucho explicar algunos platos, especialmente si los clientes viajaron poco o nunca comieron más que la cocina tradicional de su país. “Hay platos, me arriesgo a decir, que estoy seguro que nunca se sirvieron en  Argentina”.

Viajar con los sentidos

México, Italia, España, Estados Unidos, China, Grecia, India, Croacia, Hungría, Brasil, Chile, países árabes, de los Balcanes, Irlanda, Rusia, entre muchos otros puntos del planeta, se recorren en Recio, gracias a una experiencia que Patricio pretende mantener más allá de la pandemia. Todas las semanas, junto al gerente David Donaire y el chef Esteban Correa, que trabajó en varios hoteles cinco estrellas, elige un plato típico del mundo. Algunos que destacan en el menú son las viandas de la India, con shawarma de cordero, falafel y hummus. En la semana de Irlanda se celebra San Patricio con ragou de cordero y papas boxty, una especie de waffle de papa. El tour por España se acompaña con la clásica paella. Y con viandas de burritos mixtos con masa de harina de maíz morado se recorre México.
“Hacemos platos que mucha gente nunca había escuchado nombrar en su vida y que no se imaginó que iba a conseguir aquí”, asegura. Pero justamente la experiencia de atreverse a probar algo diferente es lo que ha sido un éxito.

Aunque han ido poco a poco, partiendo de los platos más conocidos, como burritos o cocina árabe, a los más exóticos y complejos, la idea es acostumbrar al paladar y viajar a través de todos los sentidos.

Tratando siempre de mantener los costos a raya, cuando se puede, Patricio propone también una experiencia completa con postre incluido. Por ejemplo, un  strudel de manzana para acompañar el plato alemán o una crème brûlée para el especial francés.

Con la intención de seguir dándole la vuelta al mundo, recientemente han llegado hasta Rusia incorporando un exquisito salmón en hojaldre.

La vida viajera de Thijssen, que incluye más de 40 expediciones por la Antártida, Galápagos, Amazonas y muchos países exóticos, dio un giro de 180 grados y se trasladó a su restaurante, de una forma muy oportuna y original que le ha permitido no solo mantenerse a flote en tiempos de pandemia, sino incluso vender más.

Por el momento, Patricio seguirá dándole la vuelta al mundo desde Recio y en cada hogar a donde lleguen sus platos, que cada vez son más.

Su ejemplo puede inspirar a muchos emprendedores gastronómicos que tal vez estén pensando en darle nuevos aires a sus negocios. Si se cierran algunas puertas, otras siempre se abren. ¡La creatividad no tiene límites!

Fuente: Andrea Ventura, La Nación
Por Ileana Magual

Redactora

Ver su perfil

cocina fusión

Producto de las migraciones, la cocina fusión enriquece la oferta culinaria, abriendo oportunidades a emprendedores y poniendo ARTE Y MAGIA EN TU BOCA

NOTICIAS ¡ÑAM ÑAM

AGUA DE MAR, un negocio saludable

AGUA DE MAR, un negocio saludable

Ir al mar fue, por mucho tiempo, la recomendación para curar diversas afecciones. Investigaciones científicas que datan de 1800 han dejado constancia de la cantidad de minerales y nutrientes presentes en ella. Hoy sabemos que no sólo bañarse o respirar aire de mar es saludable, consumir su agua también. Un emprendedor colombiano cuenta su aventura, convence que consumirla nos da vida y que, además, es buen negocio.

leer más
Los SUPERFAKES atacan las redes

Los SUPERFAKES atacan las redes

Dicen ser superhéroes y se ajustan a tu presupuesto. Pero… ¡no son lo que parecen! Llenos de buenas intenciones, quieren ayudarte por muy poco dinero… o ¡completamente gratis! Pero antes de apresurarte a contratarlos, asegúrate de su capacidad y experiencia, porque lo barato puede salirte muy caro, y ponen en juego tu imagen, tu negocio y ese sueño que construyes con tanto esfuerzo.

leer más
Marcas arcoíris: MARKETING DEL ORGULLO, ¿TENDENCIA O CONVENIENCIA?

Marcas arcoíris: MARKETING DEL ORGULLO, ¿TENDENCIA O CONVENIENCIA?

Cada vez son más las marcas y emprendedores que se suman en apoyo a la comunidad LGTB durante junio, mes del orgullo gay, llenando con los colores del arcoíris sus productos, logos y empaques. De este modo, no sólo se posicionan a favor de la inclusión y el respeto por los derechos humanos, sino que además resulta una excelente oportunidad para explotar estrategias de marketing que sumen más clientes.

leer más
Share This