Una nueva realidad económica post pandemia aceleró un proceso de transformación total. Búsquedas online, redes sociales, comercio electrónico y delivery son las protagonistas de un mercado que cambió para siempre y tomó desprevenidos a muchos emprendedores. Algunos aprovecharon oportunidades y asumen los retos. ¿Tu negocio está preparado? ¿Estás listo para buscar y conquistar a los consumidores post-pandemia?

La pandemia produjo un sacudón mundial. Sin aviso, como un tsunami, se llevó por delante a muchos, dejando una estela de desempleo y recesión económica que afectó el consumo y cambió viejos hábitos, para dar paso a nuevas modalidades que se gestaron durante los confinamientos.

La reestructuración de marcas y modelos de negocio ha sido la gran onda expansiva de la era post covid-19, para seguir a flote y seguir influyendo en los cambiantes hábitos de consumo de la gente. En esta nueva realidad, la transformación digital, que ya venía en rápido aumento con plataformas como Netflix, Tinder, Uber y otras, metió el acelerador y adelantó varios años en pocos meses. Especialmente Uber-Eats Uber, que tuvo más impacto en el mercado gastronómico.

Todo indica que los nuevos hábitos han llegado para quedarse y se consolidarán a largo plazo, favoreciendo los canales digitales, especialmente los teléfonos inteligentes.

El trabajo de las marcas se enfoca en analizar estos marcados cambios para ser capaces de responder adecuada y oportunamente a las necesidades del nuevo consumidor que emergió, que, en el caso de Latinoamérica, se ha empobrecido, por lo que debemos adecuar nuestra oferta de productos y precios y ser más creativos que nunca.

hábitos de consumo post-pandemia

Nueva normalidad, consumidor diferente

La casa, el epicentro. El tiempo obligado al confinamiento, nos hizo ver la casa como un refugio seguro y el epicentro de nuestras vidas. Nos acercó aún más a todo tipo de servicios online y nos convirtió en un consumidor de hábitos “cocooner”, que adaptamos como caseros. Nos convertimos en compradores más exigentes, analizando minuciosamente lo que vamos a adquirir, antes de tomar la decisión.

Esto llevó a marcas y negocios a buscar una publicidad más personal y llamativa para atrapar al cliente online y brindarle un servicio de calidad e inmediato.

Salud y bienestar. La aparición de este problema directamente relacionado con la salud, disparó una creciente demanda de productos y contenidos relacionados con el bienestar. El teletrabajo ha hecho que mucha gente suba de peso y esté preocupada por ello, lo que explica el boom en torno al yoga, fitness, mindfulness, salud mental y estilo de vida saludable. Así como el aument en el consumo de alimentos sanos y menos calóricos.

En esta dirección, la higiene, los remedios naturales y la seguridad han tomado relevancia. La oferta de productos para la nueva normalidad debe incluir soluciones y servicios sobre estos temas, así como para el hogar, como decoración, cocina hogar y distracción.

Burbuja virtual

Antes del covid-19, la gente iba a hacer sus compras a los establecimientos físicos y las opciones online, más familiares para los jóvenes, iban creciendo.

La experiencia de ir a comer a un restaurante o disfrutar de una experiencia directamente en el lugar era lo habitual, hasta que tuvimos que quedarnos en casa. Así comenzó para muchos la aventura digital, especialmente para los mayores de 55 años, que apenas usaban servicios online para compras específicas y eventuales.

Estos nuevos hábitos virtuales se seguirán consolidando tras la pandemia. Significan nuevas oportunidades para atraer a antiguos y nuevos clientes, y para el surgimiento de nuevas marcas y productos.

Las personas se sienten cada vez más cómodas comprando a través de su burbuja virtual, consecuencia directa del confinamiento. En menor medida, aumentó también el uso de laptops y computadoras, Smart TV y dispositivos de streaming, como principales fuentes de entretenimiento y trabajo.

Mayor consciencia de consumo

Un nuevo perfil de consumidor más consciente, exigente, demandante, crítico y reflexivo con lo que compra y con sus hábitos de vida en general, emerge tras la pandemia. Este piensa más en el medio ambiente, en un mundo más limpio y se inclina por productos locales y reciclables.

Una buena estrategia de sostenibilidad como pilar de los valores corporativos o de marca, es ahora indispensable al elegir un producto o servicio. Esta mayor consciencia apunta a que los consumidores busquen marcas alineadas con la preocupación respecto a envases y cubiertos reciclables para evitar desperdicio y daño al ambiente. Aunque cuesten más, pagarán por ellas.

Analiza tus opciones para optimizar tu negocio y ahorrar dinero, utilizando, por ejemplo, empaques ecológicos y reciclables.  

El gran reto

Es posible que aún después de la apertura total, la tendencia de comprar en línea y los beneficios que aporta en tiempo y movilización, se mantenga. Los canales digitales seguirán su escalada, enfrentando una feroz competencia.

El mayor desafío para los negocios post covid-19, especialmente los pequeños y start-up, será estructurar y aplicar una estrategia cuyos productos y servicios se adapten a las nuevas exigencias de los clientes y logren conectar con distintas reglas de juego.

La estrategia empresarial debe actualizarse y replantearse en base a los cambios de estilo de vida, la forma de relacionarse, trabajar, educarse y a cómo, dónde, cuánto y qué se compra. Comunicar con claridad, transparencia y profesionalismo es clave.

A medida que crece el comercio online, en la misma proporción aumentan los riesgos de fraude. Transmitir confianza a los clientes es otro punto a trabajar. Construir una buena reputación y valoración digital hará que crezca la confianza digital de tu marca.

El movimiento comercial seguirá lento y la prioridad será quedarse o consumir en casa. Aunque se vea más actividad en las calles, aún se está muy lejos de regresar al movimiento de antes. Se estima que los negocios abiertos al público empezarán a tener entre el 25 % y 30 % de ventas de su movimiento comercial usual.

El comportamiento de consumo dependerá de factores como edad, desempleo, ingreso de remesas, disponibilidad de transporte público, entre otros. Al aumentar el desempleo, las familias no tendrán tanta disposición para volver a salir, permaneciendo más tiempo con las rutinas adoptadas en cuarentena.

Otro desafío será adaptar el diseño de los locales para mantener el distanciamiento social, lo que afectará la rentabilidad al tener menos compradores en ellos.

Las crisis y los cambios abren nuevas oportunidades para replantear los negocios y comercializar productos y servicios. Las marcas, por ejemplo, deberán analizar el tipo de empaque y optar por uno más barato, para lograr precios más accesibles y acoplarse a las necesidades familiares.

Sin duda, la transformación digital y el e-commerce serán herramientas clave en lo comercial y comunicacional. Las empresas deberán repensar cómo emigrar hacia las plataformas digitales y ofrecer un buen servicio con diferentes métodos de pago.

hábitos de consumo post-pandemia

Ejemplos de éxito

Adecuada a las nuevas necesidades y normas de bioseguridad, McDonald´s desarrolló una creativa campaña denominada “Mc al Auto”, para reducir el contacto humano y atender al cliente con rapidez, sin bajarse del carro, garantizando comodidad y seguridad.

Starbucks perdió más de 3.000 millones de dólares en ingresos durante el tercer trimestre 2020. A pesar del impacto financiero, duplicó esfuerzos para llevar sus locales hacia un formato “dinámico”, con más opciones de entrega (pick-up y delivery), reabriendo muchas tiendas con horarios y operaciones modificadas.

La innovación y la resiliencia serán esenciales para adaptar los negocios a una compleja nueva realidad en la que generar seguridad, confianza, comodidad y rapidez es lo más valioso. Las marcas que lo logren con éxito, inspirarán mayor confianza.

En este contexto de cambios tan repentinos, anticiparse a la próxima normalidad y adaptarse a las nuevas formas de consumir, será indispensable.

Conectar con un consumidor que ahora es más reflexivo, altruista y precavido, seguirá modificando la manera de vender y conllevará constantes ajustes. Como todos los procesos, muchas cosas siguen siendo inciertas y la solución vendrá del ensayo y error.

Por Ileana Magual

Redactora

Ver su perfil

Delivery de cocina internacional
En tiempos de confinamiento, algunos emprendedores decidieron dejar de esperar la llegada de los consumidores a sus comercios, como la Coctelería a domicilio, que lleva el bar a tu casa.

NOTICIAS ¡ÑAM ÑAM

AGUA DE MAR, un negocio saludable

AGUA DE MAR, un negocio saludable

Ir al mar fue, por mucho tiempo, la recomendación para curar diversas afecciones. Investigaciones científicas que datan de 1800 han dejado constancia de la cantidad de minerales y nutrientes presentes en ella. Hoy sabemos que no sólo bañarse o respirar aire de mar es saludable, consumir su agua también. Un emprendedor colombiano cuenta su aventura, convence que consumirla nos da vida y que, además, es buen negocio.

leer más
Los SUPERFAKES atacan las redes

Los SUPERFAKES atacan las redes

Dicen ser superhéroes y se ajustan a tu presupuesto. Pero… ¡no son lo que parecen! Llenos de buenas intenciones, quieren ayudarte por muy poco dinero… o ¡completamente gratis! Pero antes de apresurarte a contratarlos, asegúrate de su capacidad y experiencia, porque lo barato puede salirte muy caro, y ponen en juego tu imagen, tu negocio y ese sueño que construyes con tanto esfuerzo.

leer más
Marcas arcoíris: MARKETING DEL ORGULLO, ¿TENDENCIA O CONVENIENCIA?

Marcas arcoíris: MARKETING DEL ORGULLO, ¿TENDENCIA O CONVENIENCIA?

Cada vez son más las marcas y emprendedores que se suman en apoyo a la comunidad LGTB durante junio, mes del orgullo gay, llenando con los colores del arcoíris sus productos, logos y empaques. De este modo, no sólo se posicionan a favor de la inclusión y el respeto por los derechos humanos, sino que además resulta una excelente oportunidad para explotar estrategias de marketing que sumen más clientes.

leer más
Share This